Inicio
Escudo
Origen
Historia
Cronologia



“LA PRIMAVERA”: origen e historia de Navolato.

La primavera surgió como proyecto global, pues la mira de sus dueños era producir caña con fines industriales, plátanos, frutas y legumbres. Sin embargo, poco a poco, la actividad fundamental se oriento a la obtención de azúcar y alcohol.
Iniciada su construcción en 1880, la hacienda se consolida el 11 de febrero de 1893 cuando se inaugura la fabrica para producir azúcar, suceso que reunió a lo mas selecto de la sociedad sinaloense porfiriana.
La primavera pronto se consolido como una empresa prospera, por lo que pronto se fundaron otras dos: “lo de verdugo” y  “La Sinaloa land”.
En breve tiempo Navolato se convirtió en un imponente y productivo centro de trabajo que llamaría la atención de un joven sonorense llamado Álvaro Obregón. A ocho años de inaugurado el ingenio, sus propietarios se asociaron con inversionistas extranjeros creando la “Aldama Sugar Refineries”, en Nueva York.

De ahí a la fecha, “La primavera ha resistido a capa y espada, cambiando de manos, pero permaneciendo como uno de los principales soportes económicos de Navolato.

  AGUSTINA ACHOY GUZMAN, fundadora de la escuela normal.
Nació en El realito, sindicatura de Sataya, municipio de Navolato, el 28 de agosto de 1900; sus padres fueron Jesús Achoy, natural de Kwolom, China Continental, y refugio Guzmán.
Se titula maestra normalista el 17 de diciembre de 1917 en el colegio civil Rosales, impartiendo diariamente la cátedra por mas de veinticinco años en las escuelas del sistemas estatal federal.
En 1945 es designada directora del internado infantil del estado, cargo que comparte con la enseñanza que imparte en le universidad de Sinaloa.
En el internado tuvo oportunidad de aplicar sus vastos conocimientos en psicología y otras disciplinas, lo que le permitió entrar con éxito la noble tarea de encauzar conductas infantiles desviadas, producto de la ignorancia, del vicio, de la miseria y de la desunión matrimonial.
A la par que dirigía el internado, inicio la tarea de salvar el futuro de la educación normal, ya que la escuela normal de la universidad de Sinaloa estaba a punto de desaparecer.
Inicio un largo peregrinar tocando puertas y uniendo voluntades, hasta que después de mucho batallar, por medio de los profesores Enrique Félix e Isidro Salas Barrón, convence al gobernador Pablo macias Valenzuela de su importante gestión salvadora, logrando que por acción del gobierno del estado, se fundara el 18 de abril de 1947 la escuela normal urbana vespertina, que funciono inicialmente en el edificio que actualmente ocupa el ayuntamiento de Culiacán. Fue una maestra autentica que quiso su profesión y cumplió con ella sin desmayo alguno, disfrutando de la satisfacción del deber que se cumple a diario.

Durante medio siglo fue ejemplo vivo de lo que debe ser el maestro. Murió en la ciudad de San Antonio, Texas, E.U.A. el 28 de octubre de 1969.
Alejandra Lucía Camacho Reynaga
[Cetis 107]